sábado, 3 de octubre de 2009

BALONES AEREOS



Este es sin duda uno de los ejercicios preparatorios más difícil ya que combina una toma de decisión combinada con la aplicación de una buena técnica.

Los porteros que salen a atajar balones por alto son muy estimados y respetados por sus compañeros ya que facilitan mucho su trabajo defensivo.

Un portero debe trabajar con su defensa para resolver todos los balones colgados al área.

El mito como “todos los balones del área pequeña son del portero” no siempre es así. Hay situaciones como un saque de esquina sacado al primer palo o media altura, donde el defensa esta mejor situado para despejar que el portero.

Sin embargo el guardameta debe saber aprovechar la ventaja que le da Las Reglas del Juego a la hora de coger un balón dentro de su área, ya que es muy difícil que a un portero le piten penalty en su área pequeña en un salto con el delantero. No hay duda que a veces la decisión elegida no es la mas acertada o las condiciones climatologícas no permiten blocar el balón entonces hay que saber reaccionar y despejar o desviar la pelota.

Tiene que ser contundente y no dudar, ya que un portero dubitativo desmoraliza a sus compañeros y motivara a sus contrincantes.




HAY VARIOS PASOS A LA HORA DE SALIR POR ALTO




· Colocación.

· Comunicación con su equipo.

· Medir bien el vuelo del balón.

· Decisión: salir o quedarse.

· Avisar de su decisión.

· Técnica usada: blocar, despeje o desvío




Si el balón va por banda y esta a punto de ser centrado, la colocación es crucial ya que un metro es la diferencia en estar bien posicionado para blocar o demasiado cerca.

Recordad que es más fácil moverse hacia delante que hacia atrás. El portero colocado al palo corto sufrirá para coger un centro pasado. A medida que el conductor del balón se acerque a la portería el meta ha de acercarse al palo corto para tapar un posible disparo.




El portero debe crearse su propio espacio. Si alecciona bien a la defensa y no permite que se acerquen a el demasiado mantendrá a los atacantes lejos de la portería. Es decir mantener la línea en el borde del área grande, así los rivales tendrán miedo de caer en fuera de juego y el portero dispondrá de espacio para maniobrar a su antojo, y evitara que cualquier centro peinado se convierta en un peligro.




Aunque parezca algo obvio el guardameta debe calcular la altura y velocidad del balón antes de ejecutar la salida. Y no iniciarla antes de que el balón sea golpeado. Siempre hay que ganar terreno al balón, no quedarse estático esperando, ya que lo que le puede ocurrir es que le rematen antes de que el esférico le llegue a las manos.




Tras tomar la decisión de salir a por el balón, ha de ir con decisión y velocidad.

Comunicar la decisión en voz alta y clara. Pidiendo el balón en la salida, sus defensas le dejaran cogerlo y el equipo contrario se amilanara si salimos con fuerza y gritando, el nombre , voy, vale. Si decidimos quedarnos también hay que avisar, me quedo, tuya, despeja etc.…siempre ordenes claras En los porteros mas jóvenes abogamos por que digan su nombre, así no hay equívocos.

Un portero que transmita confianza es la envidia de los entrenadores y jugadores contrarios a la vez que estimula y fortalece a su equipo.




Siempre a de procurar capturar el balón en el punto más alto. Hay que intentar salir en diagonal a por el balón, así le ganamos metros. Saltar con una pierna y flexionar la otra para ganar impulso y a la vez protegernos ante la presencia de rivales.




El portero siempre ha de esperar que no le pongan las cosas fáciles y que el contrario va ha ir al choque, así estaremos preparados en caso de contacto físico y no nos sorprenderemos cuando nos ocurra. No es necesario decir que blocar el balón es preferible a despejarlo, pero si no es posible cogerlo debemos buscar un despeje con fuerza altura y distancia.




Efectuar salidas por alto es una técnica difícil, sobre todo en niños, los entrenadores debemos tener paciencia y no esperar que solventen estas situaciones con maestría, despejar un balón fuera de su área de peligro ya es un logro. Generalmente cuando un niño trata de coger un balón aéreo a un tiro lejano lo mas probable es que acabe dentro de la portería a no ser que ejecute un movimiento lateral con los brazo para despejar a un lado el balón y si es posible blocarlo en el suelo.




Todo es cuestion de mucho entrenamiento.